viernes, 11 de diciembre de 2015

Hasta hoy

Algunos días atrás sentí lo que cristo en la cruz sentiría cuando la lanza le atravesó su costado

Algunos días atrás sentí que la sangre brotaba sin salir en una fuente que parar no podía.

Del pecho al esternón la presión aumentaba, del pecho al esternón no recibía palabra.

Dieron con tantos hechos y sin alguna palabra una suerte de pelea donde Goliat esta vez no perdía sino que tomaba a David y en carne para los lobos lo convertía.

Camine camine y mi sed no paraba, camine y camine y de mi sorpresa no salía, camine y camine y por un momento pare y hasta ahí dije debería.

Pero que sorpresa la mía que caminando olvidaría, refrescaría y dejaría que la sorpresa sus participantes abran y descubran que vacía esta la caja

Y ahí yo reiría que el regalo no está dentro pues robado ya ha sido y que tan rápido pasa esta vida que el amor aun pisado ya sus mieles he sentido.

Hasta aquí he dicho hasta aquí ha quedado y me dan lástima los participantes porque marionetas ambos han quedado.

Una lastimosa pidiendo y dando por pago al que no sino por el error se mantiene ante lo fácil que supone decir vamos.

Pobre ella casada ha estado y el soltero que buena vida a tomado, tener a gusto cuerpo y esperanza cuando ella solo migajas de soltero va tomando.