lunes, 26 de agosto de 2013

La noticia vs la idea

Ayer esperaba lo que hoy se me dijo y de verdad que el terror me entro al saber que si era la respuesta que esperaba.

Ayer ansiaba que fuera cierto, ayer ayer ayer como vivir; añorando que cuando llega ya no se quiere.

Mis temores han surgido de una idea, la madre de todo lo bueno y lo malo.

Una idea la peligrosa idea, la que mata y hace crecer, una idea.

El alma se entre tiene con ideas, el alma nos da fuerzas con las ideas, pero esas mismas ideas que nos dan aliento esas mismas ideas nos abaten nos tiran al piso y nos dicen lo frágiles que somos.

Soy ahora mismo una pascua del pueblo hebreo en medio del mar rojo, tengo dos aguas abiertas, tengo la felicidad de la libertad y tengo el temor de que las aguas me consuman se devuelvan y me maten.

Pregúntame ahora mismo si lo ambiguo es bueno o simplemente es una manera de romper la coraza de mentiras de fortaleza que llevamos dentro.

No quiero estar solo, no estoy solo, estoy solo; ciertamente no quiero estar solo, no estoy solo, estoy solo.

Si hoy muero me perderé de no poder disfrutar lo ansiado, pero si no muero no quiero disfrutar lo ansiado, porque lo ansiado lleva un reto, y más que un reto lleva una carga de confianza.

La confianza es tirarse la vacío esperando que alguien te agarre, te de fuerzas de seguir y no te deje caer, pero la confianza da miedo, la confianza da terror, porque todos somos del momento todos somos del roce.

Sin roce no hay amor sin roce se pierde la rutina que mata pero que engalana al darte una historia de amor o de dolor.

Si amor te entrega la rutina futuro será el final, mas sin embargo si es dolor lo que lleva es mejor ni haberla tenido.

Hoy he recibido la  noticia que ayer añoraba y hoy el terror me embarga o dulce esperanza llega a mi deja mis miedos atrás y hazme vivir el hoy mañana puede que no sea bueno, pero puede que sí.

Ayer esperaba lo que hoy se me dijo y de verdad que el terror me entro al saber que si era la respuesta que esperaba.