martes, 1 de abril de 2014

A las puertas

El sabado el cielo se abrio y recibio a una flor, al verla san pedro rapidamente pregunto como entraste si yo soy quien deja entrar y tu tiempo aun no ha llegado; la pequeña flor solo le dijo no he venido a quedarme solo a pedir la bendicion, san pedro le contesto pues apurate que nuestro señor anda buscadote para dartela y por tu humildad  yo tambien te dare un regalo, te mando a un angel para que te lleve y de una vez junto a tu angel de la guarda tambien cuide tus pasos.

Inmediataente el angel la puso ante Dios y asi la pequeña flor recibio su bendición y ahora tiene la bendicion y a un angel que tambien la guarda.